CON MOTIVO DEL DIA MUNDIAL DE LA EPOC, QUE SE CONMEMORA EL DÍA 17 DE NOVIEMBRE

Fenaer recuerda que la última revisión de la Estrategia data del año 2014 y sigue, además, sin aplicarse. Demanda asimismo el refuerzo de Atención Primaria y los servicios hospitalarios de Neumología, agotados tras el esfuerzo de la pandemia y el seguimiento de los pacientes con covid persistente y afectación respiratoria. “Recuperar al menos el ritmo de atención sanitaria prepandemia”, afirma el presidente de Fenaer, Mariano Pastor, “será casi imposible si no hay acciones decididas de refuerzo, teniendo en cuenta las estimaciones de que existen entre 400.000 y 600.000 personas que sufren COVID persistente”.

“La falta de diagnóstico de la epoc es un problema grave y real en España que afecta al 80% de los pacientes”, añade Mariano Pastor, “y si a esto sumamos la altísima prevalencia de la epoc, que afecta a casi el 12% de los adultos mayores de 40 años, el mapa es realmente preocupante, tanto por el sufrimiento y discapacidad que genera esta enfermedad como por los elevadísimos costes económicos y de recursos sanitarios que consume. Enfrentarse ya al problema de un modo coordinado es una tarea ineludible”.

Para Fenaer, avanzar en una regulación más restrictiva del consumo de tabaco —principal causa de la epoc— y en el diagnóstico temprano, es la única vía para controlar una patología que sigue creciendo sin descanso. “La epoc es ya un problema social pero invisible”, remarca el presidente de la Federación.

Una estrategia coordinada

La última estrategia nacional contra la epoc data de 2014. Desde entonces, la enfermedad ha seguido avanzando, causando graves problemas sanitarios y cargando de elevados costes al sistema sanitario. Se estima que hasta un 10% del total de consultas en atención primaria y hasta un 30% de las consultas de neumología tiene relación con esta enfermedad, y un coste anual que se aproxima a los 1.000 millones de euros

Para Fenaer, es imprescindible el diseño y ejecución de un programa estatal de manejo de esta patología, erradicando las inequidades que se pueden dar en el tratamiento de la epoc en función de la Comunidad Autónoma de residencia del enfermo.

Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *